fbpx

4 pasos para planificar y mejorar tus finanzas

Drawing ladder of success in blackboard

Mejorar nuestras finanzas en ocasiones parece imposible, o bien no sabemos ni por dónde iniciar. Estos 4 pasos nos ayudan a evaluarnos, definir metas y crear un plan efectivo.

Todos deseamos mejorar nuestras finanzas y lograr bienestar en nuestra vida, sin embargo, en muchas ocasiones no sabemos por dónde iniciar, o bien desconocemos cómo evaluar nuestra situación actual.

Es muy común iniciar definiendo metas de ahorro o disminución de gastos, pero en realidad no estamos claros en el impacto de las mismas, cómo priorizarlas, si son realistas o si en verdad están alineadas con nuestros objetivos a largo plazo.

En ese sentido, los siguientes 4 pasos ayudan a definir metas financieras con impacto, más claras y con propósito, con las que nos sintamos más comprometidos y que nos apoyen en el logro de las metas que realmente deseamos y valoramos. Iniciemos.

En este artículo tocaré el proceso general en 4 pasos, en algunos hago referencia a otros artículos con más detalle que recomiendo consultar, y más adelante estaré complementando con otros y estaré actualizando el presente artículo.

Es importante tener pendiente que aunque son solo 4 pasos estos no se lograrán de la noche a la mañana, requerirán tiempo en desarrollarse, pero con cada uno se irá ganando bienestar solo con el sentido de control de sus finanzas y la seguridad que obtendrán, evitando la vulnerabilidad en el aspecto financiero de sus vidas.

1. Calcular el Patrimonio o Capital Neto Real

Una de las cosas que muchas veces no nos permite definir metas con las que veamos resultados es que desconocemos nuestra situación real, o incluso cómo medirla. Calcular nuestro Patrimonio o “Capital Neto Real” es a mi entender la herramienta más importante para evaluar nuestra salud financiera, y que nos permitirá comenzar a mejorarla.

Qué es Patrimonio

Patrimonio considero es la medida de nuestra salud financiera por que presenta qué quedaría si vendiésemos todos nuestros bienes y pagáramos todas nuestras deudas.

Toda decisión financiera que tomemos debería estar orientada en incrementar nuestro patrimonio.

[su_pullquote align=»right»]Todo pago a préstamos o deudas tiene el efecto de aumentar nuestro patrimonio.[/su_pullquote]

Podríamos simplificar diciendo que es el dinero que nos quedaría si vendiésemos todos nuestros bienes (Casa, Vehículo, Inversiones etc.) y utilizáramos este dinero para pagar todos nuestros préstamos y deudas (Hipotecarios, de Vehículos, Personales, Tarjetas de Crédito, etc).

Fórmula

Patrimonio = Bienes – Deudas

Básicamente para calcularlo debemos sumar todos nuestros bienes (Casas, Vehículos, Inversiones -Certificados, Bonos, Acciones-, dinero en el banco, etc.) y restarle nuestras deudas (Préstamos Hipotecarios, de Vehículos, Personales, Balances de Tarjetas de Crédito, etc.)

Para qué nos sirve

Revisar periódicamente nuestro patrimonio nos permite determinar si estamos mejorando nuestra situación financiera o no. Qué tan frecuentemente hacemos este ejercicio dependerá de nosotros mismos y el interés que tengamos en hacer ajustes y ver resultados. En general podríamos recomendar hacerlo por lo menos 1 o 2 veces al año.

Algo que suele pasar, y preocupa a muchas personas, es obtener un valor negativo. Esto no es indicativo de que todo está perdido, depende de la etapa de la vida en que nos encontremos. Pero sí es indicativo de vulnerabilidad de la situación financiera.

Un valor negativo puede indicar que se está en una etapa de la vida donde todavía no se ha logrado acumular bienes, pero también podría indicar que se han tomado más deudas de la que se debería. Lo importante es que ya se tiene una forma de evaluar su avance y poder definir metas para ello.

 

2. Preparar un presupuesto de gastos mensuales

El siguiente paso, o herramienta vital, para lograr planificar las finanzas y definir correctamente metas, es crear el presupuesto mensual. En este sentido lo primero que debemos hacer es registrar todos los gastos que tenemos mensualmente.

Una buena forma de obtener esta información son los estados de cuenta de tarjetas de crédito, tarjetas de débito y cuentas de banco. Siempre recomiendo revisar por lo menos 2 estados (2 meses) anotando todos los pagos realizados y los establecimientos.

En caso de que nos manejemos más con efectivo, tendremos que registrar cada pago o gasto que realicemos, o requerir y guardar recibos para cada uno.

Lo siguiente será agrupar cada uno de estos gastos en una categoría que podamos luego evaluar, por ej. (Vivienda, Teléfono, Luz, Cable, Internet, Combustible, Transporte, Educación, Ahorro e inversión, Gastos extra, Entretenimiento, Seguros, Cuotas de Préstamos, etc). Estas categorías pueden variar en cada persona, según cómo desee esta evaluar su presupuesto, pero este breve listado puede dar una idea de cómo agruparlas

Teniendo claro ya nuestros gastos debemos compararlos contra nuestros ingresos y asegurarnos que no estemos gastando más de lo que deberíamos, de ser así será necesario realizar los ajustes de lugar. Debemos recordar en este proceso dejar cierta holgura para imprevistos y para el ahorro.

Conocer en qué estamos gastando es el primer paso para poder hacerlo de forma consciente y ordenada. Este ejercicio es regularmente revelador para muchas personas, e inmediatamente comienzan a realizar ajustes en sus patrones de consumo y gasto.

Tener un presupuesto claro y definido permite tener el control, ajustar y decidir en qué gastar, de esta forma se puede alinear los gastos a lo que realmente valoramos.

No hay evidencia de relación entre dinero y felicidad, pero si en tener control de sus finanzas y poder determinar en qué gastamos el dinero.

 

3. Preparar el plan de retiro o independencia financiera

Uno de los aspectos más importantes de la planificación financiera es el retiro, o bien el logro de la independencia financiera. Lamentablemente pocas personas realizan este ejercicio y sufren las consecuencias al entrar en la etapa de envejecientes.

Considero este paso como el siguiente más importante ya que realizar este ejercicio nos crea un marco de referencia sobre el cual trabajar el resto de las metas financieras. Tener claro a qué edad deseamos retirarnos, o lograr la independencia financiera, definir qué requeriremos para lograrlo (nivel de ahorro y tiempo) nos permite tener control de nuestras finanzas y tomar mejores decisiones en otros aspectos.

Preguntas cómo, ¿Debería realmente mudarme a una nueva casa? ¿Debería comprar esa casa en la playa? ¿Es prudente gastar tanto en ese próximo viaje? ¿Debo cambiar ya el carro o podría hacerlo el año próximo? Regularmente se responden solas al tener claro nuestro plan a largo plazo, ya sea de retiro o independencia financiera.

Recuerda reservar en tu presupuesto mensual el monto requerido para tu plan de retiro

Sobre este tema recomiendo consultar los siguientes artículos, en ellos detallo cómo calcular cuánto debemos ahorrar mensualmente para poder lograr nuestra independencia financiera, o el retiro.

 

4. Informarse y educarse sobre ahorro e inversión

Este paso complementa todos los anteriores, ya que educarse en finanzas personales, ahorro e inversión tendrá un impacto directo en cada uno de estos.

Conocer sobre la importancia del ahorro y técnicas para lograrlo tendrá un impacto directo en nuestro presupuesto mensual, y a su vez impactará positivamente nuestro Patrimonio. De igual forma, conocer y lograr éxito en las inversiones será lo que nos permitirá crecer nuestro Patrimonio hasta poder lograr nuestra meta de retiro o independencia financiera.

Recordemos que el ahorro es necesario e importante, pero por sí solo no sirve de nada, es indispensable invertir y tener un fin para dicha inversión. En el artículo Ahorrar no sirve de nada… si no se invierte trato este tema más en detalle.

Aprender sobre cómo invertir nos permitirá también definir y lograr el resto de nuestras metas financieras como: Adquirir nuestra vivienda, cambiar el carro, viajar, la educación de nuestros hijos, etc. Podremos determinar mejor: las prioridades entre metas, cuánto dinero requeriremos, cuánto tendremos que ahorrar e invertir para lograrlas, qué tiempo en realidad nos tomará y hasta qué tipo de inversiones debemos realizar para cada una.

A este punto quiero hacer hincapié en la primera y muy importante inversión que es lograr acumular un “Fondo de Emergencia”, que nos permita solventar cualquier eventualidad. El mismo debe estar compuesto por al menos 4 meses de gastos básicos mensuales, y debe ser de fácil y rápido acceso.

Conclusión

Realizar estos 4 pasos es el inicio de una buena planificación financiera, vital para poder mejorarla, pero es importante destacar que no son pasos únicos que deban realizarse una sola vez. Mejorar y mantener nuestra salud financiera, al igual que nuestra salud física, es cosa de toda la vida.

Como ir al gimnasio o iniciar una rutina de ejercicios, los resultados de una buena planificación financiera no se obtendrán de la noche a la mañana.

Será necesario crear la costumbre de realizar estos pasos una y otra vez, evaluando y ajustando lo necesario para poder lograr los objetivos deseados. Adicional a esto, estos pasos son el marco para la buena toma de decisiones y la fijación del resto de las metas financieras a lo largo de nuestra vida.

¿DESEAS RECIBIR ARTÍCULOS COMO ESTE?
SUSCRÍBETE AQUÍ


RAMON LIRANZO

Email: [email protected]
Twitter: @YoPuedoInvertir
Más artículos de Ramón Liranzo

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrenamiento en linea GRATIS

SABADO 24 DE OCTUBRE 10:00am

5 PASOS PARA INVERTIR CORRECTAMENTE

Crea patrimonio y asegura tu futuro invirtiendo a través de la bolsa
REGISTRATE GRATIS AQUI
close-link